Tradiciones Navideñas y Feng Shui en Navidad

Ritual Feng Shui Navidad

El significado de la Navidad…

   En muchas ocasiones y guiados por la costumbre o la tradición, seguimos ciertos rituales sin saber muy bien porqué o sin plantearnos su origen que en la mayoría de los casos se ha perdido en el recuerdo. Tras el paso de los años, el  significado se ha olvidado y perdido por el paso del tiempo, se ha desvirtuado o adaptado a unos tiempos más modernos o peor aún, esclavo de un afán consumista que poco tiene que ver con el verdadero espíritu de la Navidad.

Desde el punto de vista Feng Shui…

Son muchas las cosas que podemos hacer para atraer la prosperidad y la buena suerte estos días.

 – Reunirse con amigos y familiares a celebrar, genera energía yang que como sabemos en Feng Shui es activadora, así como poner música o cantar…

– Elige los colores más adecuados para vestirte. Viste con colores vivos y acordes con tu elemento o tallo celestial de nacimiento.

– Si sigues la tradición de colocar un abeto en el salón, mejor uno vivo con sus raíces que posteriormente puedas volver a plantar. Un árbol cortado por su base es una planta muerta que nunca se debe colocar en casa, lo mismo que flores secas, plantas o flores cortadas.

– Adorna la mesa, con centros de mesa que incluyan plantas vivas cuyas hojas o frutos sean de color rojo. También puedes colocar cestas con naranjas o mandarinas que son símbolo de buena suerte y prosperidad.

– Colocar luces activa la energía yang, pero ten la precaución de no abusar de este tipo de adornos, pues un exceso de energía yang provoca agotamiento y puede provocar peleas y discusiones entre tus invitados.

Pequeños rituales de Noche-vieja…

¿Comenzar el año con la ropa interior de color rojo?
Dado su carácter pagano son numerosos los ritos o supersticiones ligados a la celebración de la Noche-vieja. Dice la costumbre que la mujer (y cada vez más el hombre) debe llevar alguna prenda roja (preferentemente ropa interior) si quiere conjurar la suerte y el amor para el próximo año.
En China y en Feng Shui, el color rojo es el color de la buena suerte según la tradición. Usar ropa interior de color rojo atrae el amor, la pasión, y utilizar ropa interior de color amarillo o rojo y puesta del revés atrae la suerte y la felicidad…
Si te decides a hacer este pequeño ritual, debes recordar que hay que ponerla de nuevo del derecho tras sonar las campanadas de la media noche y, sobre todo, la ropa interior debe ser REGALADA, nunca comprada.

Y ¿por qué la ropa interior y no otra prenda?

Antiguamente estaba socialmente mal visto, vestir de un color que no fuera oscuro o negro, y se asociaban estos colores a personas de baja reputación. Especialmente el color rojo, estaba peor considerado por sus ‘connotaciones diabólicas etc.’ por lo que le gente comenzó a vestir ‘en secreto’ este color en su ropa interior, de forma que no fuera visto públicamente.

¿Y por qué el color rojo y no otro? El rojo ha sido tradicionalmente asociado a la sangre y al fuego, pero también se le tiene por el color de la pasión.
Origen de las 12 uvas al son de las campanadas…
La prensa madrileña ya comentaba en enero de 1897: “Es costumbre madrileña comer doce uvas al dar las doce horas en el reloj que separa el año saliente del entrante”. Al año siguiente la prensa animaba a esta tradición con un artículo titulado “Las Uvas milagrosas” de ahí su asociación ‘milagrera’ con posterioridad esta costumbre se fue extendiendo a otras provincias de España…
Y ¿por qué uvas y no otra cosa? por ejemplo aceitunas o gajos de mandarina… Parece ser que en 1909, agricultores levantinos de Murcia y Alicante, encontrándose en ese año con excedente de uva y con objeto de sacar al mercado la producción, hicieron uso y lograron popularizar la costumbre además de darle el impulso definitivo que, desde entonces, acabaría por convertirla en la arraigada tradición que se mantiene hasta nuestros días…
Cuéntanos que costumbres y rituales acostumbras tú a hacer en Navidad

Posted in: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *